Control de calidad escrito en un pedazo de papel en la palma de la mano

Medición para la mejora de la calidad

La medición se ha utilizado durante siglos en investigación, aunque recientemente se ha convertido en una pieza fundamental de la evaluación comparativa (benchmarking) y el control en la asistencia sanitaria.

También se utiliza, mediante distintas metodologías, para mejorar la calidad y la tasa de fallos en las industrias manufactureras, y estas estrategias se han incorporado de forma generalizada en la asistencia sanitaria.

La captura de datos es un factor clave en el diseño de la medición de las intervenciones de optimización. Los sistemas electrónicos pueden capturar datos para proporcionar información cuantitativa para supervisar las tendencias longitudinales, aunque en muchas intervenciones sanitarias se puede requerir la recopilación de los datos de forma manual mediante una auditoría clínica para apoyar la mejora en la práctica.

El uso de la metodología de mejora de la calidad en la asistencia sanitaria se ha expandido rápidamente durante los últimos diez años. Empezó en los Estados Unidos, donde varios proveedores sanitarios abordaron las deficiencias en sus sistemas, que estaban generando un alto costo en litigios, con el apoyo del Institute for Healthcare Improvement (IHI). La mejora de la calidad en la asistencia sanitaria está extendida actualmente en toda Europa, Norteamérica, Canadá y Australia. Gran parte de la experiencia y las herramientas utilizadas en la mejora de la calidad se originaron en las industrias manufacturera y aeronáutica, que han mejorado radicalmente su seguridad en los últimos 25 años.

Ya hemos considerado la razón por la que la medición es importante, aunque cuando queremos empezar a recopilar los datos, debemos pensar detalladamente sobre nuestras razones específicas para recopilarlos, ya que estas nos informarán sobre el tipo y la cantidad de datos que necesitamos recopilar.

Hay tres posibles razones para recopilar datos:

  1. Investigación para generar evidencias
  2. Rendición de cuentas: valoración o control del rendimiento
  3. Mejora de la calidad

Esta tabla compara los factores importantes para decidir qué tipo de datos necesitamos:

Se muestra una tabla con tres columnas y cuatro filas. Los encabezados de las columnas son «Mejora», «Rendición de cuentas» e «Investigación».  Los encabezados de las filas son «Objetivo», «Datos», «Duración» y «Análisis». El objetivo de los datos de mejora se describe, por tanto, como «Entender el proceso, Evaluar el cambio y Aportar nuevos conocimientos a la práctica diaria».  La rendición de cuentas debe proporcionar una comparación y garantías, mientras que el objetivo de la investigación es descubrir nuevos conocimientos.  El factor importante para los datos de mejora es «Recopilar los datos necesarios para aprender y completar otro ciclo», mientras que los datos para la rendición de cuentas pueden requerir «gran cantidad de datos» y para investigación «recopilar todos los datos posibles, por si acaso». La duración de la recopilación de datos para la mejora es «pequeñas pruebas de cambio significativo que acelera el índice de mejora.  Corta y actual», mientras que la duración para la rendición de cuentas representará «largos períodos de tiempo.  Larga y en pasado» y para investigación «puede requerir largos períodos de tiempo para obtener resultados.  Larga y en pasado»  La comparación final se refiere al análisis de los datos:  Para la mejora se utilizan «gráficos de ejecución o gráficos de control de los procesos estadísticos»; para la rendición de cuentas «tablas de clasificación, consecución del objetivo»; para investigación, «pruebas estadísticas tradicionales»

Mientras lo lees, considera cuál de las estrategias sería la más adecuada para lidiar con el escenario de brote por bacterias productoras de betalactamasas de espectro ampliado (BLEA).

MEJORA: la recopilación frecuente de datos en tiempo real puede ayudar a prevenir la diseminación y a identificar cualquier riesgo debido a un incumplimiento de las políticas de prevención de infecciones y uso de antimicrobianos.

RENDICIÓN DE CUENTAS: si no se trata de un caso aislado de infección por bacterias BLEA, puede ser útil establecer objetivos en las salas u hospitales, para así asegurar el cumplimiento con las políticas de prevención de infecciones y uso de antimicrobianos.

INVESTIGACIÓN: como con todas las infecciones emergentes, la investigación es fundamental para conocer mejor cómo se diseminan las resistencias y qué medidas son las más efectivas para contenerlas.

No hay una respuesta correcta en el caso del brote de bacterias BLEA, ya que todas las estrategias serían adecuadas, aunque cada una requeriría un período de tiempo distinto para obtener un efecto.

Si se necesitara un cambio urgente en la práctica, la estrategia de mejora sería mejor, ya que puede empezar a tener efecto a pequeña escala en cuestión de días. Para que sea efectiva, debería estar centrada en una única sala, al principio trabajando con un grupo reducido de personal y llevando a cabo varias pruebas de cambio a pequeña escala.

Para cambios a mayor escala, sería mejor la recopilación de datos para la rendición de cuentas, con auditorías en varias salas y comunicación al personal. Esto llevaría tiempo para establecer un punto inicial, definir objetivos y volver a auditar periódicamente para determinar si la práctica está cambiando.

Puede ser útil una estrategia de investigación, quizás como complemento a las otras dos, ya tiene el potencial de generar datos robustos sobre el impacto de los cambios en los resultados tanto del proceso como de los pacientes. Esto sería un objetivo a largo plazo y requeriría recursos para su implementación.

Por tanto, a pesar de que puede ser útil, a corto plazo la estrategia de mejora puede hacer que la asistencia al paciente sea más segura y reducir el riesgo de que siga diseminándose.

Share this article:

This article is from the free online course:

Optimización del uso de antimicrobianos: Gestión de la resistencia a los antimicrobianos

University of Dundee