Estrategias básicas para la prescripción y el control de uso de los antimicrobianos: ¿cómo adaptarlas cuando los recursos son escasos? Parte 3

Finalmente, en esta tercera y última parte, trabajaremos elementos que nos ayudarán a implementar las recorridas conjuntas con prescriptores en las diferentes unidades de internación, y repasaremos brevemente otras estrategias útiles conforme nuestro PROA va avanzando.

… Y luego considerar estos puntos clave:

• Existen varias estrategias para el control del uso de antimicrobianos, todas pueden ser efectivas en una u otra medida.

• ¡No existe estrategia efectiva si no existe un verdadero compromiso por parte de los prescriptores! Debe quedar bien claro para todo el equipo de salud que la mala utilización de los antimicrobianos se asocia con problemas gravísimos que afecta a toda la comunidad de la salud (autoridades, médicos de todas las especialidades, y pacientes)

• De acuerdo con las características de cada hospital podremos adoptar la estrategia de control pre-prescripción, supervisión post-prescripción, o una combinación de ambas.

• La autorización pre-prescripción demanda de una mayor presencia del equipo de PROA para evitar demoras en el inicio del tratamiento, pero puede ser útil en etapas iniciales en las que existe un consumo elevado de algunos o todos los antimicrobianos.

• La selección de qué drogas restringir para su autorización previa a la prescripción debe realizarse en conjunto entre las autoridades de la institución, el equipo PROA y los representantes de las unidades de internación. De este modo, se tenderá a generar menos barreras por parte de los prescriptores.

• Por otro lado, la estrategia de auditoría post-prescripción, esencialmente en el marco de recorridas conjuntas entre el equipo PROA y los médicos de cada unidad de internación, es más amigable, basándose en acuerdos y educación continua.

• En estas recorridas conjuntas debemos evaluar los puntos principales relacionados con el tratamiento antimicrobiano: si verdaderamente debe mantenerse al paciente bajo tratamiento; si las drogas, dosis y vías son las apropiadas; si es preciso mantener terapia combinada; si contamos con resultados de microbiología; si es posible de-escalar el esquema a otro con menor espectro, toxicidad y costos. Finalmente, establecer la duración probable es una conducta útil.

• De modo similar a lo referido para la estrategia de pre-autorización, la decisión de evaluar a todos o algunos pacientes – dependiendo del tratamiento antimicrobiano- será establecida en conjunto por todo el equipo, esencialmente en razón de los recursos humanos disponibles.

• Lo importante es que la o las estrategias se adecúen a los recursos humanos y materiales; no resulta útil ¨importar¨ estrategias de otros escenarios sin procurar su adaptación a nuestra realidad.

Share this video:

This video is from the free online course:

Optimización del uso de antimicrobianos: Gestión de la resistencia a los antimicrobianos

University of Dundee