Want to keep learning?

This content is taken from the BSAC & European Wound Management Association's online course, Uso racional de antibióticos en el tratamiento de heridas. Join the course to learn more.

Implementación de programas de uso racional de antibióticos

A lo largo del curso, hemos comprendido que la resistencia a los antibióticos es una amenaza real para la salud pública. También hemos visto el uso racional de antibióticos en los apartados 1.14 y 1.15.

Ahora, el profesor Dimitri Beeckman explicará cómo se pueden implantar en la realidad estas prácticas de uso racional y por qué son tan importantes en nuestra lucha frente a la resistencia a los antibióticos.

¿Por qué necesitamos un programa de uso racional?

Como hemos visto en el apartado 1.8, hemos vivido una época dorada de descubrimientos de antibióticos, que hizo que su uso se extendiera. A medida que transcurrieron los años y avanzó la tecnología, los antibióticos se han ido diseñando para que su uso sea seguro, eficaz y relativamente asequible, y, lo que es más importante, con ellos se pueden salvar millones de vidas.

Lo malo es que los antibióticos no se han usado correctamente: por ejemplo, sin receta o en casos en los que no eran necesarios, para infecciones de resolución espontánea.

El objetivo de estos programas de uso racional es dar recomendaciones prácticas con las que mejorar la calidad de las prescripciones de antibióticos y, por consiguiente, los resultados en pacientes.

Algunos datos relativos al uso de antibióticos

  • Aproximadamente un 30 % de los pacientes ingresados, en cualquier momento dado, está recibiendo antibióticos.
  • Más del 30 % de los antibióticos del ámbito extrahospitalario no se prescriben correctamente.
  • Hasta un 30 % de las profilaxis quirúrgicas no son necesarias.
  • Aproximadamente un 30 % de los gastos de farmacia hospitalaria son por antimicrobianos.
  • Se puede ahorrar entre un 10 y un 30 % de los costes siguiendo los programas de uso racional de antibióticos.

Principios implicados

Los principios clave de los programas de uso racional están destinados a mantener la efectividad a largo plazo de los antibióticos, poner en marcha actividades complementarias centradas en disminuir el uso incorrecto de los mismos y reducir el aumento de las transmisiones de microrganismos resistentes.

El objetivo es que en las políticas institucionales se declaren recomendaciones del Consejo sobre un uso prudente de los antibióticos en la medicina humana y sobre la seguridad del paciente, incluyendo «Prevención y control de infecciones nosocomiales».

Contenido de un programa de uso racional de antibióticos

La puesta en marcha implica el uso de estándares adecuados y de elementos medibles al implantar programas de uso racional. Los objetivos principales son:

  • Garantizar un tratamiento con antibióticos efectivo, seguro y asequible y una correcta profilaxis de las infecciones.
  • Prevención y control de la resistencia a los antibióticos mediante un uso prudente de los mismos.
  • Reducción de la aparición de infecciones difíciles de tratar, provocadas por microrganismos multirresistentes.

Deben ser programas interdisciplinarios a nivel organizativo, con una organización interna para dirigir el programa: especificación de su alcance, funciones, actividades, competencias, liderazgo y responsabilidad. Además, debe contar con recursos suficientes (humanos, materiales y técnicos) y herramientas básicas.

A list of the key tools in an interdisciplinary program of AMS.

El control epidemiológico de la resistencia a los antibióticos es primordial. Se deberían efectuar evaluaciones sistemáticas de la calidad del uso de antibióticos, basadas en el conocimiento científico relevante y enfocadas a la identificación de prácticas inadecuadas. También hay que trabajar en la mejora continua de la calidad de los siguientes puntos: desarrollo de capacidades, estructura, organización, funciones y eficacia basada en planes de puesta en marcha de acciones.

A list of where continuous quality improvement is required.

Recomendaciones principales

  • Para que la puesta en marcha sea exitosa, es esencial contar con un equipo multidisciplinar de especialistas experimentados en representación de las disciplinas adecuadas, como microbiología clínica, enfermedades infecciosas, cuidados intensivos, cirugía, farmacia hospitalaria, control de infecciones o cualquier otra disciplina médica apropiada.
  • Los profesionales habilitados deben procesar, evaluar, comparar e interpretar regularmente los datos locales para hallar patrones clínicos y epidemiológicos importantes de resistencia a los antibióticos.
  • La lista de antimicrobianos genéricos esenciales (con su campo de acción, espectro y características epidemiológicas) se debe actualizar continuamente.
  • Se debe incluir una clasificación de los fármacos prohibidos.
  • También debe haber información sobre precios y dosis.
  • También es importante formar a los médicos prescriptores y otros profesionales sanitarios en lo que respecta a diagnóstico, tratamiento y profilaxis de las infecciones. Esta formación se debe centrar en el uso adecuado de los antimicrobianos, así como en la prevención y control de la resistencia a los mismos. Debe contener asimismo información sobre problemas recientes de resistencia a los antimicrobianos, uso incorrecto de los mismos y medidas de control efectivas para mejorar.
  • Las listas de antibióticos son muy útiles. También se deben consultar las guías locales sobre diagnóstico de infecciones, que incluyen información de los laboratorios microbiológicos, las terapias iniciales con antimicrobianos, las terapias con antimicrobianos específicos para patógenos y la profilaxis quirúrgica. En cierto modo, son herramientas con las que controlar el consumo de antimicrobianos y prevenir resistencias.

Tipos de implementación

  • Métodos persuasivos: educar a los médicos y fomentar los tratamientos adecuados, aconsejando qué prescribir o dándoles una valoración sobre lo que prescriben.
  • Métodos restrictivos: restringir, desde la administración, qué pueden prescribir los médicos y cómo; por ejemplo, limitando el acceso a determinados antibióticos o instaurando órdenes de detección automáticas o límites de tiempo para tratamientos con antibióticos.

Un metanálisis que comprendía 89 estudios de 19 países determinó que ambos enfoques podían mejorar la prescripción, reducir la resistencia a antibióticos y disminuir el número de infecciones nosocomiales. Los datos disponibles indican que las intervenciones persuasivas son menos efectivas a corto plazo que los métodos restrictivos, pero su efecto a largo plazo es mayor.

Resumen

A summary of the core elements of antibiotic stewardship.

Los pasos necesarios para que el programa sea exitoso, según los Centros para el Control de Enfermedades Infecciosas.

Share this article:

This article is from the free online course:

Uso racional de antibióticos en el tratamiento de heridas

BSAC