Want to keep learning?

This content is taken from the International Confederation of Societies of Authors and Composers (CISAC)'s online course, Copyright y los Negocios de las Industrias Creativas. Join the course to learn more.
Ilustración de la escena de una parodia sobre un editor pirata de libros.
Ilustración de una escena de la parodia "El editor pirata"

Antes que nada

Antes que nada, se hace necesario abordar el tema de los significados que adoptaremos para ciertos términos ampliamente utilizados en los negocios de las industrias creativas. Se trata de palabras del idioma inglés convertidas en universales y, a veces, sin una traducción exacta al español.

En el ámbito de este curso, aunque los términos en inglés no sean exactamente equivalentes, utilizaremos sus correspondientes en español como sinónimos.

Palabras en inglés han sido incorporadas por otras lenguas, y las diferencias de entendimiento según cada país se deben a la cultura local, no únicamente al idioma. El significado de las palabras no es fijo en el tiempo y el espacio, independientemente del idioma.

Ambos son términos esenciales en este curso. No son sinónimos; no obstante, son correspondientes. En el ámbito de este curso, los utilizaremos como sinónimos.

¿Qué es lo que los distingue?

De manera simplificada, se puede decir que el copyright está centrado en el aspecto económico de las obras artísticas, mientras que el derecho de autor tiene que ver con el individuo, el creador. Por lo tanto, el derecho de autor tiene un doble propósito, al abarcar tanto el aspecto moral de la relación autor-obra como el económico.

Simplificándolo al máximo, el copyright afianza el derecho exclusivo de explotación económica de la obra, mientras que el derecho de autor garantiza la relación personalísima existente entre un autor y su obra, así como el derecho exclusivo de explotación económica de aquél sobre esta.

Dicha distinción tiene una razón histórica que comentaremos más adelante, esta misma semana.

¿Qué consecuencias tiene esta distinción?

El desarrollo de dos métodos diferentes de protección de la creación artística ha causado impactos en el proceso de internacionalización de las leyes, más específicamente en el Convenio de Berna, un tratado multilateral creado en 1886 con el propósito de afianzar a los autores la protección de sus derechos más allá de las fronteras de sus países de origen.

Como resultado práctico de la diferencia conceptual, los Estados Unidos no firmaron el convenio antes de finales de los años 1980. El tratado internacional que se pretendía global no pudo cumplir su propósito en su primer siglo de existencia.

Para eliminar este obstáculo, se hicieron cambios en el tratado de manera a permitir que estados miembros decidan, en sus respectivas leyes nacionales, sobre el reconocimiento de los derechos morales y el tratamiento que deberán tener.

Cien años tras su adopción, por fin se encontró una forma de que el Convenio de Berna pudiese abrigar a los países que utilizan el sistema copyright, convirtiéndolo en un marco efectivamente global.

El intenso desarrollo tecnológico derivado de la adhesión de Estados Unidos a Berna – concomitante a la inclusión del software en el marco de protección del tratado –, sumado a los saltos en la tecnología de la información y las tecnologías digitales y de comunicación en red, han contribuido para la universalización de muchos términos en inglés, copyright entre ellos.**

Conclusión

Aunque el copyright y los derechos de autor se amparen en sistemas jurídicos distintos y se hayan construido sobre raciocinios y conceptos propios, en los negocios de la industria se aplican ambos sistemas de protección a la creación artística a partir de un supuesto común: el derecho exclusivo sobre la obra artística pertenece originalmente al autor, a partir de la creación. Dicho derecho se puede transferir a terceros, a través de contratos enmarcados en las leyes nacionales e internacionales, bien como en las prácticas adoptadas por el mercado.

Esta es la idea central desde la cual derivan los temas abordados en este curso.

A lo largo del curso, habrá otras palabras que se utilizarán, de forma intercambiable, en español o inglés. Consulta abajo, en el área de Downloads (descargas), un listado de ejemplos.

Share this article:

This article is from the free online course:

Copyright y los Negocios de las Industrias Creativas

International Confederation of Societies of Authors and Composers (CISAC)