Want to keep learning?

This content is taken from the Trinity College Dublin & Universitat de Barcelona's online course, La Salud de la Mujeres en el Postparto. Join the course to learn more.
Dr Deirdre Daly: Investigatora de Maternal health And Maternal Morbidity in Ireland (MAMMI) study.

Salud de la mujer después de la maternidad

Todo comenzó en 2010, en Irlanda, con la historia de una mujer. La mujer llegó a la consulta para su primera visita en su segundo embarazo. Estaba embarazada de 12 semanas y hablamos sobre todos los problemas habituales que se discuten; cómo se sentía, su salud, cómo se sentía al estar embarazada, etc. Todo lo que dijo indicaba que estaba sana y bien, pero el recuerdo que tengo de la visita es que estaba “ocultando algo”, que había algo que no estaba diciéndome.

Esto no es inusual. He sido matrona durante años y años, pero igual que otras mujeres no me abriría a nadie, ni siquiera a un profesional de la salud, hasta que sintiera que podía confiar en ellos. Además, en la primera visita de embarazo, nosotros, los profesionales de la salud, hacemos muchas preguntas sobre temas íntimos, sensibles y personales (bebida, drogas, enfermedades, sexo, etc.), y muchos de estos temas son difíciles de hablar.

Volví a encontrarme con esta mujer en su segunda visita. Una vez más, ella dijo que estaba muy bien, pero todavía sentía que estaba ocultando algo. Nos reunimos para su tercera visita, cuando estaba aproximadamente de 26 semanas de embarazo. En esta visita, ella comenzó a llorar y, a través de sus sollozos, me dijo que tenia pérdidas de orina y heces y que carecía de control sobre ello. Ella dijo que esto le había estado sucediendo desde que dio a luz a su primer hijo, dos años antes. Lloraba y lloraba mientras hablaba sobre la miseria que había soportado, en silencio y en secreto, durante los dos años anteriores. Ella dijo que su vida se había vuelto difícil por esos problemas de salud, y estaba constantemente asustada, temerosa de tener un escape de orina o heces, temerosa de que sucediera cuando estaba en público o se ocupaba de su vida diaria. Su relación con su pareja había cambiado, para peor, porque tenía miedo de contarle o “tener un accidente” durante las relaciones sexuales. Ella había tratado de hablar con un profesional de la salud, pero cuando lo intentó le dijeron que “estas cosas suceden” y no lo había vuelto a intentar. Estaba agotada, física y mentalmente, y se encontraba apartándose de su pareja, amigos y la vida social.

Bueno, después de que ella me contó todo lo que había experimentado en los últimos dos años, le aseguré que no era normal que estuviera perdiendo orina y heces, pero que existía un tratamiento que podría ayudar. Ese día, la remití a la fisioterapeuta especialista en suelo pélvico del hospital y ella recibió la ayuda profesional que necesitaba. Hacia el final de su embarazo, cuando regresaba para cada visita, estaba pletórica y cuando hablaba sobre su salud, sus ojos contaban una nueva historia: tenía el control.

Todo lo que esta mujer necesitaba era tiempo, alguien con quien hablar y, lo que es más importante, alguien que la escuchara. Después de contarme su historia, busqué información en Irlanda sobre las mujeres que tenían problemas de salud similares y no podía creer lo que encontré. ¡Nada! No había absolutamente ninguna información sobre la salud de la mujer después del parto. La información de Irlanda sobre la salud de la mujer durante el embarazo y el parto es bastante buena, pero, después del parto que la mujer abandona el hospital, no se recopila información sobre su salud. Lamentablemente, no somos diferentes a muchos países en todo el mundo. Bueno, eso fue hace nueve años y la historia de esa mujer fue la inspiración en el que se basó el estudio sobre salud materna y morbilidad materna en Irlanda (MAMMI). Ella y las 3.047 mujeres que se unieron al estudio MAMMI son la razón por la que desarrollamos este curso sobre la salud de la mujer después de la maternidad (WHAM, por sus siglas en inglés) *. En el estudio MAMMI, les preguntamos a las mujeres acerca de su salud y bienestar en general, pérdidas de orina, heces, dolor, problemas de salud sexual, problemas de salud mental y violencia doméstica. Lo que nos dijeron las mujeres es que esta mujer no estaba sola, ni mucho menos. Después del parto y posparto, muchas dijeron que los sanitarios tienen poco o ningún tiempo para escucharlas; se habla mucho más sobre la criatura.

En muchos países, la atención médica postnatal se centra en la salud del bebé, y las mujeres y sus propias necesidades de salud pueden pasarse por alto. Las mujeres están ocupadas, y con frecuencia anteponen la salud de su bebé y su familia antes que su propia salud y necesidades. Si bien esto puede ser comprensible, significa que muchas mujeres experimentan problemas de salud de los que no están hablando y que su profesional de la salud no está preguntando, aunque para muchos de estos problemas de salud, si son reconocidos en el momento en que ocurren, podrían ser tratados correctamente e incluso prevenidos.

Otro problema que las mujeres nos contaron fue que a menudo les costaba descubrir qué era y qué no era normal, cuándo y dónde obtener ayuda, y cómo y dónde encontrar información fiable y confiable.

En los últimos años, ha habido un cambio en el lenguaje y en el enfoque de la salud de la mujer durante y después del embarazo. Anteriormente, el lenguaje y los objetivos de los profesionales de la salud y de las organizaciones de salud hablaban de “prevención”, generalmente prevención de la mortalidad materna e infantil. Este es un objetivo por el que siempre nos esforzaremos, pero se puede hacer mucho más por la salud materna, más allá de superar el parto. Es alentador ver este movimiento hacia la promoción y el mantenimiento de una buena salud y bienestar en el embarazo y durante todo el período del posparto. Las recomendaciones formuladas por la Organización Mundial de la Salud para asegurar experiencias positivas en el embarazo dicen mucho sobre la necesidad de apoyar a las madres para que tengan una salud excelente, la base para crear familias y comunidades prósperas.

Este también es el objetivo de nuestro curso “Salud de la mujer después del parto y postparto”. Queremos que las mujeres de todo el mundo puedan apoyar y mantener su propia salud al estar realmente bien informadas y entender qué problemas comunes de salud pueden ocurrir y por qué. Es importante destacar que queremos ayudar a las mujeres a reconocer lo que es común pero no lo normal, ofrecer consejos y estrategias de autoayuda y saber por qué y cuándo es importante solicitar ayuda profesional. Queremos capacitar a las mujeres para empoderarse, para que todas las mujeres puedan disfrutar de la maternidad y la vida con un nuevo bebé y con buena salud. Nuestro mensaje clave para usted es el siguiente: no solo existe, no tiene que soportar problemas de salud en silencio, la maternidad se trata de prosperar, no solo de sobrevivir.

*Nota: Aunque la traducción de WHAM es salud de las mujeres después de la maternidad, su significado en español seria salud de las mujeres después del parto y durante el posparto.

Share this article:

This article is from the free online course:

La Salud de la Mujeres en el Postparto

Trinity College Dublin