Apoyo a las parejas

Convertirse en madre es una experiencia profunda y desafiante que involucra cambios físicos, sociales, emocionales, hormonales y psicológicos. Sabemos que un buen apoyo de una red social sólida puede ayudar a una mujer durante la maternidad a manejar los desafíos de la maternidad y prosperar en su nuevo rol.

Si estas en una relación de pareja, compartirás muchas de estas nuevas experiencias con tu pareja. Tener un hijo es un cambio importante en la vida, tu pareja también entrará en un momento desconocido y emocionante en su vida, y probablemente se enfrentará a muchos de los desafíos que tú misma experimentas como nueva madre. Tendrá el sueño interrumpido, se hará preguntas y tendrá también preocupaciones sobre el bienestar de la criatura, dispondrá de menos tiempo para sí mismo, cambiará su relación íntima o vida social, y deberá adoptar el nuevo rol y responsabilidad.

El padre o pareja juega un papel fundamental en el puerperio y en el cuidado del recién nacido. Su participación como apoyo emocional es un pilar básico en la crianza y en el éxito de la lactancia materna. El padre o la pareja ha de jugar en este proceso como titular y no como suplente, eso implica asumir responsabilidades, tareas concretas, establecer vínculos con su criatura, proporcionar cuidados a la criatura y a su pareja y adaptarse a la nueva situación.

Todo esto puede tener un impacto en la salud mental, y muchos de los factores que aumentan el riesgo en una mujer de experimentar depresión posparto también aumentan el riesgo de un padre o pareja de experimentar depresión después del parto. De hecho, un estudio que se centró en padres de parejas heterosexuales, mostró que aproximadamente el 10% de los padres experimentan depresión y el 20% experimenta ansiedad en el período posparto (Edward et al., 2015).

A pesar de la investigación que muestra que las parejas experimentan depresión y ansiedad a tasas similares a las de las madres, quizá no hay tantos recursos para las parejas, aunque el sistema de salud proporciona atención en salud mental también a las parejas. En algunas comunidades autónomas, cómo por ejemplo Cataluña, existen grupos específicos para los hombres que serán padres.

Es muy importante que ambas partes de la pareja reciban apoyo social y emocional, y que reciban los mismos consejos cuando busquen ayuda. Anima a tu pareja a:

  • Compartir sus sentimientos, pensamientos y preocupaciones con alguien de confianza: puede ser su familia, amigos, un profesional de la salud.
  • Comentar que significa para tu pareja la crianza de la criatura como proyecto compartido.

Dedicar un tiempo para hablar de la nueva realidad de la paternidad y el reparto equitativo del tiempo que se debe dedicar a las tareas domésticas. Estar con la criatura no sólo significa estar con ella en los momentos lúdicos, sino también hacer otras tareas como levantarse por la noche, cuidarse de la logística doméstica, o hacer las propias tareas domésticas.

  • Tener una relación cariñosa con contacto físico e incondicional hacia la criatura para promover un vínculo de afecto y una vinculación segura. Esta vinculación se inicia en el parto, pero debe mantenerse a lo largo de todo el desarrollo de la criatura.

Podéis buscar un grupo de apoyo: hacer amigos en grupos de personas en situaciones similares ayuda a crear un sentido de comunidad. Hablar con otros padres puede ser tranquilizador para empezar este nuevo capítulo en su vida.

  • Dedicar tiempo a la pareja: reservar un espacio de tiempo para mantener pasatiempos, actividades sociales o deportes para aliviar el estrés es muy importante para ambos.
  • Ejercicio: incluso una pequeña cantidad de ejercicio regular tiene un efecto positivo en la salud física y mental.

A continuación, puedes encontrar algunos recursos que puedes compartir con tu pareja, donde podréis encontrar información y apoyo.

Share this article:

This article is from the free online course:

La Salud de la Mujeres en el Postparto

Trinity College Dublin