Consejo de la semana: Elegir un buen lubricante

Puede ser que requieras en las relaciones sexuales de un lubricante, y puede ser tu aliado. Proporciona un excelente deslizamiento y protege de ser irritada la delicada piel de la vulva y la vagina durante el juego sexual y/o la penetración.

Toda mujer experimentará sequedad en algún momento de su vida. El estrógeno proporciona lubricación, por lo que cualquier cosa que disminuya el estrógeno, como la anticoncepción o la lactancia, puede causar sequedad. Cuando está seca, la piel es más frágil y pueden aparecer pequeñas lesiones. Estas pueden ser tan pequeños que se visualizan con un enrojecimiento general, a nivel de vulva y/o vagina, pero ¡vaya, duelen! Es mejor prevenirlas con un buen lubricante en determinadas ocasiones.

Existen diferentes tipos de lubricantes y es importante saber escoger el más adecuado. Mira los ingredientes que contienen dichos lubricantes, y te ayudara a poder decidir qué es lo mejor para ti, la elección es personal y puedes escoger entre lubricantes orgánicos o no orgánicos.

A continuación, hay una guía para elegir lubricantes, pero ningún producto es seguro para todos, por lo tanto, siempre es importante realizar una prueba de parche en el interior del muslo (durante 24 horas) antes de aplicarlo en los genitales.

Aceites Naturales

Aceite de coco orgánico (para cocinar) y aceite dulce de almendras

De fácil obtención y buen valor de hidratación, son excelentes para masajes y son perfectos para el sexo sin coito y en la masturbación. Este tipo de lubricantes no protegen e hidratan suficiente en las relaciones sexuales coitales ya que se eliminan rápidamente y se debe limpiar los genitales después de su uso. Por otra parte, no son compatibles con el uso de preservativos de látex ya que aumentan su porosidad de estos con el riesgo de rotura, por eso con el uso de preservativos los lubricantes han de ser de base acuosa o silicona.

Lubricantes a base de aceite:

Sí orgánico (derivado de plantas)

Nuevamente, los lubricantes a base de aceite no se pueden usar con preservativos de látex. Sin embargo, son más gruesos en consistencia y excelentes para la penetración. Pueden ser una buena opción para las mujeres que son sensibles a los lubricantes acuosos o a los lubricantes con base de silicona. Además, suelen durar más que otros lubricantes. Todos los aceites pueden albergar bacterias en la película delgada que dejan dentro de la vagina (o ano) y pueden causar irritación si se dejan.

Los lubricantes a base de silicona:

Los lubricantes a base de silicona no son directamente naturales por eso asegúrate de probarlo antes de usarlo para verificar si puedes ser sensible a alguno de los ingredientes. Son excelentes para el deslizamiento y no degradarán el condón de látex, pero degradarán los juguetes de silicona.

Lubricantes a base de Agua

Los lubricantes a base de agua son seguros con todos los juguetes y preservativos, fáciles de eliminar y no manchan. Tienden a secarse rápidamente, pero el deslizamiento se puede recuperar con unas gotas de agua o saliva, o bien volver a aplicar.

Hidratantes Vaginales

Otra cosa para pensar después del embarazo, especialmente si estas amamantando y experimentas sequedad vaginal, es usar humectantes vaginales. Estos son un poco diferentes a los lubricantes vaginales, que se utilizan para reemplazar o aumentar la lubricación durante el juego sexual y la penetración y prevenir molestias, donde el efecto es a corto plazo. En cambio, los geles o cremas hidratantes vaginales están destinados a humectar e hidratar los tejidos vaginales durante un período más largo. Mantienen el tejido vaginal flexible y suave y son excelentes para el uso diario, ya sea sexual o no.

Puede ser divertido tener una variedad de lubricantes para diferentes ocasiones y estados de ánimo. Sin embargo, aunque el lubricante es fabuloso y puede facilitar todo tipo de juegos sexuales y penetración, incluidos el sexo rápido con un calentamiento mínimo, ¡no sirve de reemplazo para el tipo de juego sexual hábil y cariñoso que las mujeres necesitan para sentirse realmente excitadas!

Adaptado del texto de Emily Power Smith para la versión inglesa del curso.
Emily Power Smith
Emily is Ireland’s only clinical sexologist and runs a thriving private practice in Dublin. Her mission is to encourage a more sex positive, mature and educated discussion on all sexuality. She trains other professionals, teaches at third level and runs workshops and seminars to help people feel comfortable and empowered sexually. You can contact her on her website.
Emily Power Smith

Share this article:

This article is from the free online course:

La Salud de la Mujeres en el Postparto

Trinity College Dublin