Skip main navigation

¿Qué se puede hacer?

Un artículo que explica lo que se puede hacer para combatir la resistencia a los antimicrobianos.
Cuál es el siguiente de Crystal
© UoD y BSAC

La Infectious Diseases Society of America (IDSA) describe la optimización del uso de antimicrobianos como:

“Intervenciones coordinadas diseñadas para mejorar y medir el uso adecuado de antimicrobianos fomentando la selección de la pauta terapéutica, dosis, duración del tratamiento y vía de administración de antimicrobianos óptimas. La optimización del uso de antimicrobianos pretende alcanzar los resultados clínicos óptimos asociados al uso de antimicrobianos, minimizar la toxicidad y otros acontecimientos adversos, reducir los costes de la atención sanitaria por infecciones y limitar la selección de las cepas resistentes a antimicrobianos.”

A pesar de que cualquiera que recete antibióticos tiene la responsabilidad de prescribir siguiendo los principios de la optimización, los programas de optimización de uso de antibióticos (PROA) en organizaciones sanitarias suelen llevarse a cabo a través de un equipo multidisciplinar. La conformación de este equipo depende de los recursos locales. Los miembros recomendados incluyen a microbiólogos médicos, médicos especialistas en enfermedades infecciosas, farmacéuticos especializados en antimicrobianos, personal de enfermería especializado en control de infecciones, epidemiólogos hospitalarios y especialistas en sistemas de información. El trabajo del equipo de optimización se divide en dos áreas principales: la vigilancia de la práctica de prescripción y los resultados clínicos, y el diseño e implementación de intervenciones destinadas a una prescripción óptima de antibióticos.

La vigilancia incluye la medición de procesos como el uso de antibacterianos (distintas medidas de las cantidades y medidas de la adherencia a las recomendaciones para la prescripción de antibióticos), el impacto ecológico (medidas de la resistencia a antibióticos y número de infecciones por Clostridium difficile) y los resultados clínicos (tasas de morbilidad y mortalidad). Las intervenciones se han dividido en tres categorías principales: estructural, persuasiva y restrictiva (Davey P y cols., Cochrane database of systematic reviews 2013).

Actualizado, versión 2017, de este artículo está disponible en “See also” a continuación

© UoD y BSAC
This article is from the free online

Optimización del uso de antimicrobianos: Gestión de la resistencia a los antimicrobianos

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Our purpose is to transform access to education.

We offer a diverse selection of courses from leading universities and cultural institutions from around the world. These are delivered one step at a time, and are accessible on mobile, tablet and desktop, so you can fit learning around your life.

We believe learning should be an enjoyable, social experience, so our courses offer the opportunity to discuss what you’re learning with others as you go, helping you make fresh discoveries and form new ideas.
You can unlock new opportunities with unlimited access to hundreds of online short courses for a year by subscribing to our Unlimited package. Build your knowledge with top universities and organisations.

Learn more about how FutureLearn is transforming access to education