Skip main navigation

La economía circular

Article about the circular economy and how this framework is being used to cut down on food waste.
birds-eye view of  an empty road roundabout surrounded by trees
© EIT Food

Sabemos que, aproximadamente, un tercio de los alimentos que producimos en todo el mundo se desperdician y que los alimentos frescos con una vida útil corta se ven particularmente afectados: el pan, por ejemplo. Hay varias recetas que un consumidor puede utilizar para evitar desperdiciar pan viejo, pero ¿qué sucede si una panadería tiene enormes cantidades de pan sin vender? Una empresa inglesa, Toast Ale, ha desarrollado un proceso para “valorizar” el pan sobrante y convertirlo en cerveza, una excelente manera de añadir valor a lo que, de otro modo, se habría desperdiciado.

Este concepto de reutilización de residuos o flujos laterales (material que se pierde continuamente de un proceso de producción, como el grano gastado en la elaboración de cerveza) para crear un nuevo producto con valor añadido es un elemento central de la llamada economía circular. Los sistemas de producción han sido tradicionalmente lineales. Por ejemplo, el sistema de producción de alimentos puede representarse como:

diagrama de flujo que muestra los 'recursos naturales' pasando de 'tomar' por 'fabricar' a 'desechar'

Este modelo económico de “tomar, fabricar y desechar” se basa en grandes cantidades de materiales de origen y energía baratos y fácilmente accesibles, y está alcanzando sus límites debido a la creciente demanda global de recursos limitados y una población mundial en aumento. Una economía circular es una alternativa regenerativa. Describe un sistema industrial en el que los productos vuelven a circular para convertirse en el insumo para la fabricación de nuevos productos. El objetivo es sustituir el concepto de «fin de vida» y conservar el valor en todos los componentes y productos, no solo en los que se consumen. Por lo tanto, los nuevos modelos requieren nuevas ideas, nuevos materiales, nuevos modelos de negocio y nuevas políticas gubernamentales para que funcionen. Por ejemplo, dado que la energía es un insumo, el cambio es hacia el uso de energías renovables. Y se evita el uso de productos químicos tóxicos, ya que no se pueden reutilizar o devolver de forma segura a la biosfera.

3 círculos concéntricos. El exterior se denomina "energía". El centro se divide en 5 secciones: producción y distribución alimenta a consumo y stock alimenta a residuos y reciclaje alimenta a materiales biológicos y técnicos alimenta a ecodiseño que retroalimenta a producción y distribución. El círculo interior está etiquetado como reutilización, reparación, redistribución, renovación, refabricación. En la parte inferior del epígrafe "minimizar" se encuentra la extracción e importación de recursos naturales, incluidos los vectores energéticos, y las emisiones (vertedero e incineración).

Diagrama del sistema de economía circular de la Agencia Europea de Medio Ambiente (ambas únicamente disponibles en inglés) CC BY 2.5 DK

Los flujos laterales de producción desempeñan un papel importante en una economía circular. Para volver a nuestro ejemplo anterior, el grano gastado es un flujo lateral del proceso de producción de cerveza: la cebada se empapa en agua para estimular la germinación (malteado) y el grano malteado se machaca para extraer proteínas, azúcar y nutrientes, dejando atrás el grano gastado. ¿Se puede hacer algo de valor con este recurso rico en proteínas?

Muchos productores de cerveza reutilizan actualmente el grano gastado como alimento para animales. Sin embargo, recordando la jerarquía de desperdicios de alimentos en el paso anterior, sería mejor encontrar un uso para ello como alimento humano. La empresa estadounidense Regrained lo tritura en harina para hacer barras de cereales y snacks. La Saltwater Brewery estadounidense aportó su flujo lateral al producto E6PR, un Eco-Six-Pack-Ring, un envase de cerveza hecho de grano gastado. El grano gastado también se puede utilizar para hornear pan que, a su vez, se puede reutilizar para preparar una cerveza de pan cuando se queda viejo, un ejemplo perfecto de la economía circular.

El objetivo de una economía circular es, por tanto, captar recursos, reciclarlos y reacondicionarlos e introducirlos de nuevo en el circuito de fabricación, creando «bucles» de recursos a lo largo de la cadena de valor. Esta estrategia ha dado lugar a la aparición de diversos productos alimenticios novedosos y valorizados, lo que demuestra el éxito del modelo empresarial. La valorización es el concepto de reutilizar un componente usado o gastado del proceso de fabricación para crear un nuevo producto de mayor valor que los materiales originales. Esto funciona porque los materiales que se consideran residuos o desperdicios pueden resultar ser materias primas valiosas para otras. Este uso más inteligente de los recursos ayudará a proteger el medio ambiente y a reducir los residuos para las generaciones actuales y futuras. Crea una situación beneficiosa para ambas industrias: el generador de residuos, que no tiene que pagar por una eliminación adecuada, y el fabricante del producto valorizado, que se beneficia de insumos más baratos.

La economía circular es un componente esencial de la estrategia a largo plazo de la UE para 2050 y de los planes a 5 años de China. ¿Pero qué pasa con los países en desarrollo? Ya son centros mundiales de producción y se convertirán en los motores mundiales del consumo a medida que crezcan sus poblaciones. Por consiguiente, es importante que desempeñen un papel central en el desarrollo de sistemas alimentarios circulares. Requerirán soluciones diferentes a las adoptadas por los países desarrollados, pero la economía circular ofrece nuevas oportunidades para el crecimiento industrial y el desarrollo de infraestructuras, sin los riesgos relacionados con el uso de recursos, las emisiones y la contaminación medioambiental asociados a los sistemas de producción tradicionales.

Hasta ahora, la economía circular no ha recibido mucha atención en los países en desarrollo, pero están bien situados para aprovechar las nuevas oportunidades económicas que ofrece y las actividades circulares ya son comunes en ámbitos como los residuos electrónicos y la reparación de teléfonos. En el futuro, las economías circulares podrían ayudar a proporcionar seguridad alimentaria, vivienda de calidad e infraestructura a bajo coste económico y ambiental. Por lo tanto, existe una necesidad urgente de circularidad en las cadenas de valor internacionales y de marcos de gobernanza e inversión que permitan una economía circular mundial que incorpore a los países en desarrollo.

En el siguiente paso encontrará información sobre una empresa cuyo objetivo es ayudar a que innovadores productos valorizados lleguen a sus mercados y, en la semana 2, tendrá la oportunidad de conocer con más detalle los productos descritos anteriormente y otros que están cada vez más disponibles en Europa.

¿Utiliza algún producto alimenticio valorizado?

© EIT Food
This article is from the free online

Del desperdicio al valor: cómo abordar el desperdicio de alimentos

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Our purpose is to transform access to education.

We offer a diverse selection of courses from leading universities and cultural institutions from around the world. These are delivered one step at a time, and are accessible on mobile, tablet and desktop, so you can fit learning around your life.

We believe learning should be an enjoyable, social experience, so our courses offer the opportunity to discuss what you’re learning with others as you go, helping you make fresh discoveries and form new ideas.
You can unlock new opportunities with unlimited access to hundreds of online short courses for a year by subscribing to our Unlimited package. Build your knowledge with top universities and organisations.

Learn more about how FutureLearn is transforming access to education