Skip main navigation

Más investigación menos residuos

Interviews with two researchers who are studying ways to reduce food waste at home and in the food supply chain.
© EIT Food

Además de las iniciativas de las que ha oído hablar en los pasos anteriores, los académicos están trabajando duro en el problema del desperdicio de alimentos. Hablamos con dos investigadores de la Universidad de Reading que trabajan en proyectos del EIT Food relacionados con el desperdicio de alimentos.

Cook Clever: una solución ludificada para abordar los hábitos de desperdicio de alimentos domésticos

La Dra. Natalie Masento es investigadora senior y psicóloga aplicada que trabaja en el Departamento de Ciencias de la Alimentación y la Nutrición de la Universidad de Reading. Su investigación se centra en la perspectiva de los consumidores de los alimentos y adopta un enfoque interdisciplinar para estudiar cómo los alimentos y la nutrición pueden afectar al comportamiento humano.

¿Puede contarnos los antecedentes y objetivos del proyecto Cook Clever?

El desperdicio alimentario ha sido examinado en diferentes países pero no ha sido explorado en diferentes subconjuntos de consumidores, asumiendo que los comportamientos relacionados con el desperdicio alimentario son los mismos tanto si tiene 18 como si tiene 65 años. Comprender los comportamientos de interacción alimentaria de los consumidores (cómo planifican, compran, cocinan y comen) es clave para identificar la mejor manera de reducir las prácticas derrochadoras. Los jóvenes (18-25 años), también conocidos como Generación Z, se encuentran en un momento crucial de sus vidas: independizarse, cocinar y comer de forma independiente e iniciar nuevos hábitos de vida. Al mismo tiempo, son conscientes de los problemas de sostenibilidad y están muy familiarizados con el uso de la tecnología para apoyar sus opciones de estilo de vida. El objetivo del proyecto Cook Clever es explorar comportamientos de interacción alimentaria en jóvenes de 18 a 25 años, discutir oportunidades de cambio y apoyar estos cambios utilizando una aplicación de cambio de hábitos disponible en ordenadores o smartphones.
¿Cuál es el resultado previsto del proyecto?
Recopilaremos datos de un pequeño grupo de prueba de adultos jóvenes utilizando la aplicación durante tres semanas para ver si somos capaces de apoyar cambios positivos en las interacciones alimentarias. Los datos y comentarios recogidos de los usuarios se utilizarán para modificar y mejorar la aplicación final de Cook Clever.
¿Hay algún resultado preliminar que pueda compartir?
Nuestros grupos de discusión en línea con adultos jóvenes en Reino Unido han aportado algunos resultados interesantes relacionados con por qué puede producirse el desperdicio de alimentos y las oportunidades de cambio. Los participantes de nuestro grupo de discusión compartieron cómo las restricciones en sus circunstancias de vida, como no tener un automóvil, presupuestos ajustados y tiempo y habilidades limitados, reducen sus opciones. Lo más interesante es que descubrimos que los adultos jóvenes son influidos cuando se trata de comida, buscando nuevos alimentos que están muy influenciados por las redes sociales, la televisión y los amigos. Este deseo de novedad hizo que tuvieran una visión negativa de ser ingeniosos con los ingredientes y usar sobras, para evitar comidas “aburridas”.
¿Qué medidas cree que deben destacarse para reducir el desperdicio de alimentos?
El desperdicio de alimentos es una responsabilidad personal. Siempre que hablamos con la gente sobre el desperdicio de alimentos sugieren que no son ellos quienes lo hacen, pero las cifras muestran que todos tenemos una parte en el problema. Como psicóloga creo que es importante cultivar buenos hábitos y considerar conscientemente cómo afectan nuestras conductas al panorama general. Ser planificador y pensar qué comprar, cocinar y comer es una habilidad fundamental. Asegurarse de comprar solo lo que tiene previsto comer es relativamente fácil y puede frenar el problema. Ser inteligente con los ingredientes, entender cómo almacenar las cosas correctamente y cómo usar un producto en muchos platos es una habilidad a la que vale la pena aspirar.

Mercado digital para flujos laterales

La Dra. Tiffany Lau es asociada de investigación postdoctoral y trabaja en el Departamento de Ciencias de la Alimentación y la Nutrición de la Universidad de Reading. Sus intereses de investigación se centran en la valorización de los residuos alimentarios (mejorando el valor de los flujos laterales). Tiffany investiga el potencial de incorporar residuos alimentarios a los productos, explora el uso de tecnología verde para extraer compuestos valiosos y estudia la aceptación de los productos reciclados por parte de los consumidores.
¿Puede contarnos los antecedentes y los objetivos del proyecto Digital Market for Side Streams (ambas únicamente disponibles en inglés)?
Estamos creando una base de datos para recopilar información sobre los flujos laterales de la industria de producción de alimentos y permitir la creación de puntos de encuentro entre el comprador y el vendedor para facilitar la valorización. También pretendemos desarrollar una caja de herramientas para la extracción de compuestos valiosos de los flujos laterales. Mi función es llevar a cabo análisis de composición en flujos laterales que nos envían nuestros socios. La composición incluye proteínas, lípidos, fibras, lignina, cenizas y almidón que se analizan y documentan.
¿Cuál es el resultado previsto del proyecto?
Una base de datos de flujo lateral grande y totalmente consultable que documente información como cantidades, disponibilidad, composición, etc.
¿Puede darnos un ejemplo de valorización de un flujo lateral?
Los residuos de arándanos, generados en la producción del zumo de arándanos, son ricos en antioxidantes y fibras dietéticas y se han utilizado con éxito en la producción de muffins y galletas para mejorar su calidad nutricional.

Las universidades colaboran con frecuencia con la industria en proyectos de pérdida y desperdicio de alimentos. La Horticultural Quality and Food Loss Network HortQFLNet (ambas únicamente disponibles en inglés) es una red de universidades, empresas y políticos que facilita la colaboración entre empresas y académicos para desarrollar nuevas soluciones. Por ejemplo, hay proyectos que buscan formas de ampliar la vida útil y la calidad de los productos frescos y otros que trabajan en cultivos más resistentes a las enfermedades.

¿Qué tipo de investigación llevaría a cabo, suponiendo que tuviera financiación y los recursos pertinentes, para aumentar los conocimientos adquiridos sobre el desperdicio de alimentos?

© EIT Food
This article is from the free online

Del desperdicio al valor: cómo abordar el desperdicio de alimentos

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Our purpose is to transform access to education.

We offer a diverse selection of courses from leading universities and cultural institutions from around the world. These are delivered one step at a time, and are accessible on mobile, tablet and desktop, so you can fit learning around your life.

We believe learning should be an enjoyable, social experience, so our courses offer the opportunity to discuss what you’re learning with others as you go, helping you make fresh discoveries and form new ideas.
You can unlock new opportunities with unlimited access to hundreds of online short courses for a year by subscribing to our Unlimited package. Build your knowledge with top universities and organisations.

Learn more about how FutureLearn is transforming access to education