Skip main navigation

Hurry, only 12 days left to get one year of Unlimited learning for £249.99 £174.99. New subscribers only. T&Cs apply

Find out more

Composición del microbioma intestinal

Microbiota como el conjunto de microorganismos presentes en un
entorno definido.
The composition of the gut microbiota
© University of Turin

Composición del microbioma intestinal

Probablemente ya sepa que miles de millones de microorganismos habitan en nuestros cuerpos, la mayoría localizados en el tracto gastrointestinal (99 %, que corresponden a 2-3 kg). Se estima que por cada célula humana existen casi 10 células microbianas y por cada gen humano, casi 100 genes microbianos. El genoma humano consta de unos 23.000 genes, mientras que nuestro microbioma codifica más de 3 millones de genes que producen miles de metabolitos.

Esto significa que en el cuerpo humano existe un superorganismo que desempeña un papel muy importante. Cada persona tiene una microbiota única, como una huella digital personal, lo que significa que la composición de la microbiota intestinal es exclusiva de cada uno de nosotros, como un documento de identidad.

A pesar del actual debate científico sobre si el útero es o no estéril, las pruebas actuales señalan principalmente a que los humanos viven en un ambiente estéril en el útero y los bebés solo empiezan a ser colonizados por microbios al atravesar el conducto vaginal, o durante el contacto con la piel de los padres o el equipo médico. La microbiota humana se asienta en esa fase y comienza como un ecosistema dinámico que llega a estabilizarse durante los primeros 2-3 años. A lo largo de la vida, la composición microbiana aumenta tanto en diversidad como en riqueza.

Su composición está influenciada por:

  • Métodos de alimentación (leche materna, leche artificial e introducción de alimentos sólidos).
  • Medicación (antibióticos, antiácidos, fármacos).
  • Hábitos dietéticos; entorno y estilo de vida.
  • Aumento de peso.

Además, existen diversos factores que no pueden asociarse con los hábitos humanos, como:

  • Factores genéticos.
  • Partes anatómicas del tracto intestinal (por ejemplo, el intestino grueso tiene una mayor diversidad microbiana en comparación con el intestino delgado).
  • Edad gestacional (parto prematuro o a término); modo de parto (vaginal o cesárea).
  • Envejecimiento.

Los microbiomas desempeñan muchas funciones esenciales en el organismo: desde ayudar a la digestión y producir vitaminas hasta respaldar el desarrollo del sistema inmunitario y prevenir infecciones.

También existen interacciones entre los microbios intestinales y el cerebro, lo que significa que podemos fomentar la salud mental mediante el cambio del microbioma intestinal.

El microbioma funciona como un órgano adicional que utiliza los nutrientes extraídos de los alimentos para producir un gran número de compuestos, incluidas vitaminas, ácidos grasos de cadena corta (AGCC) y aminoácidos esenciales. El microbioma intestinal, a través de la producción y fermentación de metabolitos, ayuda al intestino a mantener su equilibrio. La interrupción de la interacción equilibrada entre el tracto gastrointestinal (GI) y la microbiota residente puede llevar a la aparición de enfermedades intestinales y extraintestinales.

Cada vez se estudian más, y en más detalle, las interacciones de las comunidades fúngicas intestinales con bacterias y virus. Las posibles implicaciones para la comprensión y el tratamiento de enfermedades continúan siendo una pregunta importante aún sin respuesta.

© University of Turin
This article is from the free online

El microbioma humano

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Reach your personal and professional goals

Unlock access to hundreds of expert online courses and degrees from top universities and educators to gain accredited qualifications and professional CV-building certificates.

Join over 18 million learners to launch, switch or build upon your career, all at your own pace, across a wide range of topic areas.

Start Learning now