Skip main navigation

Caso práctico: prevalencia de la obesidad en los Países Bajos

Para tener una imagen más clara de las causas de la obesidad y cómo afrontarla, analicemos más de cerca el caso de los Países Bajos.
© University of Groningen

Para tener una imagen más clara de las causas de la obesidad y cómo afrontarla, analicemos más de cerca el caso de los Países Bajos. A nivel mundial, ocupa el puesto número 99 en la lista de obesidad con una de las tasas más bajas de Europa. Sin embargo, la prevalencia del sobrepeso es del 50 % y la obesidad alcanza el 15% y, al igual que en la mayoría de los países, las cifras no dejan de crecer.

Como hemos observado en actividades anteriores del curso, las calorías ingeridas por consumo y las calorías eliminadas al quemarlas son importantes para mantener un peso saludable. Analicemos más detenidamente la situación en los Países Bajos.

Actividad física en los Países Bajos

Cuando comparamos el nivel de actividad física en los Países Bajos con el resto de Europa, resulta que su posición en el ranking es muy alta tanto en términos de actividad física como de comportamiento sedentario. Los holandeses son quienes más se mueven, pero de media también pasan 9 horas al día sentados.

Solo en Dinamarca es más común el uso de la bicicleta como medio de transporte diario, y los Países Bajos puntúan más alto en la diversión como motivo para hacer ejercicio. Las pautas nacionales de actividad física para adultos incluyen 2,5 horas de movimiento moderado a intenso por semana, así como ejercicios de fortalecimiento muscular y óseo dos veces por semana. Aproximadamente la mitad de la población alcanza la norma.

Hábitos dietéticos en los Países Bajos

Los Países Bajos encabezan la clasificación en el índice “suficientemente bueno para comer”. Dispone de los alimentos más asequibles, diversos y de mejor calidad del mundo. Esto resulta especialmente en el hogar, dado que los restaurantes pueden ser caros.

Los consumidores holandeses consumen diariamente una media de 1 kilo de alimentos y beben 2 litros de agua durante el desayuno, el almuerzo y la cena. Por persona, consumen diariamente unos 350 gramos de leche, 100 gramos de carne, 125 gramos de verduras y 125 gramos de fruta y frutos secos.

El consumo de lácteos es muy elevado, pero frutas, verduras, pescado, huevos y legumbres se consumen menos que en el resto de Europa, situándose muy por debajo de la cantidad diaria recomendada de 200 gramos de frutas y verduras. Desde una perspectiva calórica, el pan es el principal contribuyente a la ingesta de energía.

Por supuesto, no todos consumen lo mismo cada día; existen diferencias basadas en hábitos y recursos individuales, así como en el entorno físico y social. Un estudio realizado en el norte de los Países Bajos demostró, por ejemplo, que en las zonas rurales es más frecuente encontrar el patrón «pan y galletas», mientras que en las zonas urbanas los patrones «aperitivo» y «verduras, pescado y frutas» son más populares.

Los recursos individuales incluyen la educación y los ingresos y, como en muchos otros países, estos factores determinan el estatus socioeconómico. Se observa una menor calidad de la dieta, un mayor índice de obesidad y enfermedades relacionadas cuando el estado socioeconómico es inferior.

En las zonas urbanas, el patrón de «aperitivo» también resulta más común entre los grupos con un bajo nivel educativo, mientras que las «verduras, pescados y frutas» saludables se encuentran más entre quienes tienen un alto nivel educativo.

El entorno social también desempeña un papel importante. Tener padres obesos es un gran factor de riesgo para volverse obeso y una comida suele ser un evento social, por supuesto muy influenciado por la cultura y nuestros contactos sociales.

En los Países Bajos, la esperanza de vida de las personas con un bajo nivel educativo se reduce de media 6 años en comparación con aquellos con un alto nivel educativo, e incluso 15 años con buena salud.

Estrategias actuales

¿Cómo tratar la obesidad? A partir de 2019, las intervenciones combinadas dirigidas a modificar el modo de vida, a combatir la obesidad y el desarrollo de la diabetes tipo 2 están cubiertas por el seguro de salud básico que se supone todos tienen en los Países Bajos.

Este tratamiento tiene como objetivo estimular tanto el comportamiento dietético saludable como la actividad física y la integración permanente de estos hábitos saludables en su vida. Junto con un entrenador de estilo de vida, se desarrolla y ejecuta un plan de acción de 6 a 12 meses, seguido de otro año de supervisión de si los cambios se han adoptado a largo plazo.

Muchos factores que influyen negativamente en el peso corporal y la enfermedad a menudo se agrupan. Por ejemplo, una gran cantidad de tiempo frente a una pantalla suele ir acompañada de una dieta poco saludable. Sin embargo, la pobreza también causa estrés crónico y un entorno social que a menudo no es el mejor ejemplo de un estilo de vida sano, lo que hace que sea más difícil vivir de manera saludable. Esta última podría ser una de las razones por las que las políticas dirigidas a uno o varios factores no han tenido éxito en el grupo socioeconómico que más lo necesita.

Las políticas actuales en los Países Bajos buscan detener múltiples factores al mismo tiempo en una región o vecindario. Estas tienen como objetivo crear un entorno que estimule el comportamiento saludable estimulando la actividad física y un patrón dietético saludable, pero también factores subyacentes, como la soledad, la pobreza, el estrés, la seguridad, la cohesión social, etc.

Muchas otras organizaciones, además del gobierno, están implicadas en estos enfoques, incluidos los médicos y la comunidad local que ocupa la zona.

En conjunto, a pesar de tener uno de los mejores entornos alimentarios y sistema sanitario, las enfermedades crónicas que muy influenciadas por la obesidad también son una amenaza para este sistema en los Países Bajos y su agrupamiento se traduce en una dura batalla que necesita una amplia facilitación de un comportamiento saludable.

Qué nos gustaría que hiciera

  • ¿Cuál es la prevalencia de la obesidad en su país?
  • ¿Cuáles son las estrategias implementadas para tratar la obesidad?

Autor: Dr. Tim van Zutphen

© University of Groningen
This article is from the free online

Nutrición para la salud y la sostenibilidad

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Our purpose is to transform access to education.

We offer a diverse selection of courses from leading universities and cultural institutions from around the world. These are delivered one step at a time, and are accessible on mobile, tablet and desktop, so you can fit learning around your life.

We believe learning should be an enjoyable, social experience, so our courses offer the opportunity to discuss what you’re learning with others as you go, helping you make fresh discoveries and form new ideas.
You can unlock new opportunities with unlimited access to hundreds of online short courses for a year by subscribing to our Unlimited package. Build your knowledge with top universities and organisations.

Learn more about how FutureLearn is transforming access to education