Skip main navigation

Almidón resistente y la función de la microbiota

La mayoría de los almidones se digieren fácilmente en nuestro intestino delgado, pero el almidón resistente (RS) resiste la digestión...
© Quadram Institute

¿Cómo se descompone el almidón resistente?

La mayoría de los almidones se digieren fácilmente en nuestro intestino delgado, pero el almidón resistente resiste la digestión y alcanza el colon intacto. Por tanto, es un componente de la fibra alimentaria (véase paso 2.7). Una vez que alcanza el colon, es fermentado por microbios intestinales que producen ácidos grasos de cadena corta (AGCC). Dos especies bacterianas pueden degradar (fermentar) el RS, la Ruminococcus bromii y la Bifidobacterium adolescentis (y otras especies relacionadas de Bifidobacterium), que actualmente son los únicos microorganismos intestinales humanos conocidos con capacidades degradantes demostradas del RS.

¿Qué afecta a la digestibilidad del almidón? Los almidones con altos niveles de amilosa tienden a mostrar mayores niveles de almidón resistente. Otras propiedades del almidón también influyen en la digestibilidad, como el tamaño y el tipo de gránulos de almidón, que varían según el origen de la planta y la estructura y composición de los polímeros de almidón, como el tamaño molecular, la cantidad de ramificación y la longitud de la cadena de glucosa. Un modo en que los científicos han intentado mejorar el almidón resistente en cultivos de alimentos básicos como el trigo y el arroz es mediante el uso de enfoques genéticos de los cultivos (consulte un caso práctico sobre el pan en la siguiente sección para obtener más información).

La suplementación con almidón resistente en ensayos de intervención dietética humana ha demostrado que se producen cambios en la microbiota intestinal, pero estos no son consistentes en todas las personas y probablemente dependan del tipo de almidón resistente que consumen. En general, hay algunas pruebas de que las dietas ricas en almidón resistente pueden aumentar la proporción de Firmicutes a Bacteroidetes, asociada con un microbioma más saludable.

© Quadram Institute
This article is from the free online

El microbioma humano

Created by
FutureLearn - Learning For Life

Our purpose is to transform access to education.

We offer a diverse selection of courses from leading universities and cultural institutions from around the world. These are delivered one step at a time, and are accessible on mobile, tablet and desktop, so you can fit learning around your life.

We believe learning should be an enjoyable, social experience, so our courses offer the opportunity to discuss what you’re learning with others as you go, helping you make fresh discoveries and form new ideas.
You can unlock new opportunities with unlimited access to hundreds of online short courses for a year by subscribing to our Unlimited package. Build your knowledge with top universities and organisations.

Learn more about how FutureLearn is transforming access to education